Biografia

.::Biografia::.


Me gusta creer que aquel 4 de junio, cuando nací, era un hermoso día en la capital de Venezuela, con su clima tropical y sus nubes blancas pintadas sobre un cielo azul celeste. Pero la verdad es que no tengo ni idea y mi madre no lo recuerda, ocupada como estaba, en atender los mandatos de su cuerpo que inició el parto en el taxi que la llevaba al hospital.
Lo que sí sé, es que mis padres, construyendo su destino y el mío, me llevaron de Caracas a Cumaná, y a Mérida y a Pregonero y a Bailadores, hasta que yo misma decidí irme a San Cristóbal con 17 años, para estudiar en la universidad. Por eso digo que crecí de pueblo en pueblo, conociendo gente alegre y cariñosa y llenando mi mochila de historias: propias, ajenas y compartidas.
Una de esas historias cuenta que en la universidad, la sabiduría abrió para mí muchísimos libros y yo que quería aprenderlo todo, me pasaba las horas leyendo. Esa etapa intelectualmente riquísima, llena de teorías científicas, teología y sociología, marcó radicalmente mi pensamiento, sembrando en mí el deseo de conocer los secretos que esconde el corazón humano, nudo de casi todas mis reflexiones, contenedor de casi todas las respuestas que son, casi siempre, por miedo o por amor.

Aunque también me gustaba el periodismo, me decidí por la tecnología y me gradué como informática, convencida de querer ganarme la vida como programadora. Pero..., la vida decidió para mí el camino de la docencia y empecé a dar clases primero en una academia, luego en un colegio y después en la universidad. Con el tiempo entendí que eso fue un regalo del azar, que quiso explicarme el significado de la palabra: vocación. Y es que, me gusta tanto enseñar, que en 2002 me concedieron el premio a la excelencia docente, reconociendo mi trabajo en innovación educativa, y cuando hice el máster en la universidad de Valencia, mi trabajo final sirvió de ejemplo como proyecto educativo de cooperación.

Lo digo de otra manera: cuando estoy programando, dando clases o escribiendo, tengo que poner una alarma que me recuerde que hay otras cosas por hacer, de esas que el cuerpo también necesita para seguir viviendo.

Ahora y gracias al amor, mis pies dejan sus huellas a orillas del mar mediterráneo, en España...
Es aquí, y por un giro del destino que empecé a escribir mis libros, primero torpe y tímida, en un intento por ordenar el puzzle de mi vida, y después, motivada por las palabras que pronunciaron mi nombre como finalista en el XI certamen de narrativa breve del Ayuntamiento de Valencia, por mi relato "Como el agua". Y así, como el agua, capaz de crear o transformar a partir de pequeñas gotas perseverantes, yo construyo historias juntando palabras todavía torpes, a veces todavía tímidas, pero ya no para completar puzzles sino para aprender y compartir el legado que la vida escribe en mi diario, día tras día.

* * *

Las palabras que siguen son para ti: gracias por estar ahí al otro lado de esta ventana, leyendo. Y ojalá también, queriendo formar parte de mi equipo: el E2 de Ión en la Saga Hydra, o el de Carolina en 13 de septiembre...
Bienvenid@ a este pequeño y cómplice rincón de Internet, donde leer no es seguir el mensaje de las letras, sino escuchar la voz escrita de cientos de corazones que piden de mil maneras: que los quieran o los perdonen.

Laura.


Aviso Legal | © 2017 Todos los derechos reservados | Diseñado por: MiniDatos ®